Beneficios del Seguro Social para esposas o conyugues

Beneficios del Seguro Social para esposas o conyugues

Hoy queremos entrar en un tema que seguramente les interesará a muchas personas, los beneficios del seguro social para conyugues.

Actualmente es común que todas las personas de la casa trabajen, y por tanto acumulen sus propios beneficios para la seguridad social. No siempre fue así. Durante muchos años en nuestra sociedad las mujeres quedaban al cuidado de la casa mientras los hombres salían a buscar el pan.

Más allá de la desigualdad en cuanto a la posibilidad de contribuir conjuntamente al patrimonio familiar, esta situación traía otras consecuencias que aun hoy experimentamos.

Muchas personas, fundamentalmente mujeres, no cuentan con aportes para su seguridad social, por tanto, siguen dependiendo del conyugue para mantenerse.

Por suerte, en Estados Unidos existen opciones para estos casos, y sobre esto desarrollamos el artículo que estás leyendo ahora.

¿Qué es Beneficios del Seguro Social para el Cónyuge?

El Beneficio de Seguro para Conyugue es una posibilidad que pueden obtener una persona no acumuló suficiente dinero para en su seguro social, pero está casada con alguien que si lo hizo. Entonces, puede obtener beneficios gracias a esta relación.

Los Beneficios del Seguro Social para el Cónyuge son financiados y administrados por el gobierno Federal, ya que es un programa de Estados Unidos. Específicamente, la entidad que lo maneja es la Administración del Seguro Social de los EE.UU. (SSA).

Estos beneficios se pagan al cónyuge de un trabajador que recibe beneficios, ya sea gracias a la jubilación o que se haya retirado por discapacidad.

Requisitos para Beneficios del Seguro Social para la pareja

Para poder aplicar y beneficiarte del Seguro para Conyugue debes reunir algunos requisitos básicos que vamos a comentarte a continuación:

  • Tener al menos un año continuo de casado con la persona que recibe beneficios del Seguro Social por jubilación o incapacidad. Los matrimonios con menos de un año están excluidos de este beneficio, hasta tanto completen el tiempo estipulado.
  • Tener al menos 62 años. Otra variante para obtenerlo es estar a cargo del hijo (menor de edad o con discapacidad) del trabajador jubilado o incapacitado.
  • No recibir beneficio mayor del Seguro Social base en su propio historial de trabajo. Es decir, si una persona se jubila por mérito propio no puede aplicar al beneficio de seguro de su pareja.

¿Cómo solicito Beneficios del Seguro Social para Esposas?

La solicitud para los beneficios que estamos explicando en este artículo son bien sencillas de realidad, y puede hacerlo a través de Internet.

Para esto, existe un formulario que debe llenar con sus datos en la página de Solicitud de Beneficios del Seguro Social.

Si tienes dudas sobre cómo realizar este proceso, o sobre los datos que debe aportar puede contactar a un profesional que lo asista. El proceso es simple, pero en ocasiones, la asistencia de un profesional puede ayudarle a detectar oportunidades en la legislación que no son tan evidentes para las personas que no están familiarizadas con este tipo de solicitud.

¿Me conviene solicitar rápido este Beneficios del Seguro Social?

Esta es una pregunta complicada de responder, y cada caso es particular.

Es cierto que cobrar beneficios del Seguro Social, ya sea el propio o el de su cónyuge, antes de la edad plena de jubilación, puede reducir mucho los beneficios que obtiene luego en su vejez. Si a esto sumamos que la inflación cada año va a reducir su capacidad de consumo, entonces es recomendable trabajar algunos años más, para obtener mejores beneficios.

Sin embargo, en ocasiones hay personas que por el trabajo que realizan, o por enfermedades que tienen, les es imposible aguantar estos años extras. Por tanto, prefieren retirarse apenas tienen el chance.

Solo para que tengas una idea, si decidiera cobrar beneficios conyugales cuanto antes (a los 62 años), sólo recibiría el 35 % del beneficio de su cónyuge. En cambio, si espera un poco más podría llegar al 50 % máximo.

Por ejemplo, supongamos en una pareja el esposo recibe 2000 USD de beneficios del Seguro Social.

Si su esposa, que no recibe beneficios propios, aplica para el Beneficio del Seguro Social del Conyugue a los 62 años, recibirá el 35 por ciento del monto que percibe su esposo. Esto es 700 dólares americanos.

En cambio, si el matrimonio decide esperar un poco, digamos hasta los 66 años, la esposa obtendría beneficios por el 50 por ciento. Sacando cuentas, esto representa 1000 dólares.

Entonces, si bien las circunstancias podrían impulsarlos a cobrar beneficios conyugales antes, piense bien esta decisión, pues gana hoy, pero pierde en el largo plazo.

Le recordamos que con los años la capacidad de consumo disminuye, y las necesidades aumentan. Las personas mientras más mayores más necesidades médicas presenta, por solo poner un ejemplo.

Por supuesto, si aún es joven puede adelantarse a esta situación contratando un seguro de vida con beneficios en vida, lo que le daría un margen de liquidez extra para hacer frente a los contratiempos.

Beneficios del Seguro social para parejas sobrevivientes

Aquí tenemos otro caso a analizar; que, si bien no es igual, está muy relacionado.

Cuando una persona aporta al Seguro Social, gana beneficios para sí, uno de esos beneficios para la familia es esta puede aplicar al seguro de sobreviviente.

¿Qué significa aplicar al seguro del sobreviviente?

Que, al morir, algunos integrantes de su familia podrían obtener un beneficio de acuerdo a los ingresos jubilatorios de la persona fallecida. No aplica para todos, solo para viudos/as (y viudos/as divorciados), hijos y padres dependientes.

Si enviudó, también es recomendable esperar hasta su edad plena de jubilación para cobrar beneficios para sobrevivientes. A partir de esa edad, recibirá el 100 % del importe del beneficio de su cónyuge fallecido. Si aplica antes para el beneficio el monto que cobre se reduce de forma significativa.

Igual que ocurre con el Seguro Social para Conyugues, si decide cobrarlos antes de alcanzar la edad plena de jubilación, los montos que recibe se reducen en forma permanente. Dicho se forma sencilla, cobra menos dinero.

Por lo dicho anteriormente siempre recomendamos esperar hasta la edad plena de jubilación, o incluso más si sus fuerzas y animo se lo permite. De esta forma sus beneficios serán más altos, lo que también se traduciría en mayor tranquilidad y protección para su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *